Letrilla ‘Bañémonos en derroche esta noche’

Este miércoles comparto con vosotros una letrilla satírica con la que pretendo criticar los excesos (de alcochol y conducción, no sólo de comidas) y la hipocresía que cometen muchas personas durante la Fiestas Navideñas. Una época en la que, al parecer y de repente, todos volvemos a querernos aunque no nos hayamos dicho nada ni visto a lo largo del resto del año. Con esta letrilla lo que pretendo es hacer reflexionar sobre la hipocresía que rodea una época en la que se celebra el nacimiento de Jesucristo. Es decir, una celebración de carácter cristiano/católico en la que se olvida el motivo original para sustituirlo, muchas veces, por mentiras y gastos económicos innecesarios que van más allá de hacer regalos a los niños, Reyes Magos incluidos.

Bañémonos en derroche esta noche


A más gasto más bondad

en esta fiesta cristiana,

todos felices mañana,

antes, dinero gastad.

Si los grandes almacenes

desean vuestro dinero,

por Dios, no seáis rastrero,

que no entristezcan los nenes.

Dejaos cegar por luces

que inoculan consumismo

porque hoy todo da lo mismo,

que otros carguen con las cruces.

Bañémonos en derroche

esta noche.

Cambia los besos y abrazos

que debes dar cada día

 por la tonta hipocresía:

así se cuidan los lazos…

Los estómagos llenad,

si es hasta hartaros, mejor,

no hay mayor muestra de amor

que zampar en cantidad.

Seas vizconde o manobre,

cubre de oro el mar y el viento

y celebra el nacimiento

de quien vivió y murió pobre.

Bañémonos en derroche

esta noche.

Atrévete, calavera,

a conducir muy bebido,

¿para qué ser precavido?

Alcohol y carretera.

Arriesguemos la vida

como en un videojuego,

¿qué más da morir si luego

repetimos la partida?

Sí, la muerte se detiene,

su guadaña ya no corta,

en las fiestas nada importa,

no hay quien la vida cercene.

Bañémonos en derroche

esta noche.

Enseñadles desde críos

que la alegría depende

del dinero: peque, aprende

los adultos desvaríos.

En las tiendas, empujones

cuando empiezan las rebajas,

los mendigos con navajas

ya recortan sus colchones.

Espíritu navideño,

que vives en los billetes

y en los ricos palacetes

mejor que en hogar pequeño.

Bañémonos en derroche

esta noche.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s